Publique en esta revista
Información de la revista

Congreso

Contenidos del congreso
Congreso
XXXIX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) / XXXIII Congreso de la Sociedad Castellanoleonesa-Cántabra de Medicina Interna (SOCALMI)
Burgos, 21-23 noviembre 2018
Listado de sesiones
Comunicación
25. Enfermedades infecciosas
Texto completo

I-057 - UTILIZACIÓN DE INMUNOGLOBULINA HUMANA INTRAVENOSA EN LA PREVENCIÓN DE INFECCIONES EN PORTADORES DE TRASPLANTE RENAL CON HIPOGAMMAGLOBULINEMIA GRAVE: ¿UN 'ALIADO' PARA LA INFECCIÓN POSTRASPLANTE?

L. Jorge Huerta1, F. López-Medrano2, M. Fernández-Ruiz2, R. San Juan2, A. Andrés3, J. Aguado2 y C. Lumbreras Bermejo1

1Medicina Interna, 2Unidad Enfermedades Infecciosas, 3Nefrología. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid.

Objetivos: La hipogammaglobulinemia grave (HGG) (IgG plasmática < 500 mg/dl) se ha asociado a un aumento del riesgo de infección en pacientes trasplantados renales especialmente de origen bacteriano incluyendo bacteriemia y pielonefritis del injerto. El objetivo de este estudio ha sido evaluar el efecto del tratamiento con inmunoglobulina humana IV (IgIV) en la prevención de infecciones en portadores de trasplante renal con HGG.

Material y métodos: Estudio de cohortes retrospectivo incluyendo pacientes trasplantados en el Hospital 12 de Octubre entre 2008 y 2016 con HGG detectada al primer mes postrasplante. A criterio del equipo médico responsable, algunos de estos pacientes recibieron suplementación con IgIV de forma compasiva (grupo-IgIV) mientras que otros fueron sólo seguidos sin recibir IgIV (grupo sin-IgIV). Se analizó el efecto de la terapia con IgIV en el desarrollo de infecciones graves (i.e. con necesidad de ingreso hospitalario) entre el 2º y el 12º mes postrasplante.

Resultados: 64 pacientes con trasplante renal e HGG al primer mes fueron incluidos (edad media 57,47 ± 14,52 años, 41,2% varones): 17 (26,5%) en el grupo-IgIV y 47 (73,5%) en el grupo sin-IgIV. No se encontraron diferencias significativas en las características clínicas o demográficas entre ambos grupos. Los pacientes en el grupo-IgIV fueron tratados, bien por presentar HGG al primer mes postrasplante (23,5% [4/17]) o HGG persistente (IgG < 500 mg/dl en una segunda determinación a las 3-4 semanas) (47,1%, [8/17]) sin infecciones asociadas (“prevención-primaria”); o bien por padecer una infección grave en el primer mes postrasplante (“prevención- secundaria”). La mediana de dosis de IgIV fue de 1/paciente (IQ 1-1,5 dosis). No se produjo ninguna reacción adversa grave atribuible a la infusión de IgIV. Los niveles medios de IgG tras una dosis de IgIV fueron de 749 mg/dL ± 165 mg/dL. La incidencia acumulada de infección total grave fue significativamente menor en el grupo- IgIV comparado con el grupo sin-IgIV (Ig-IV: 50,0% vs sin-IgIV: 87,5%; Odds-Ratio [OR] 0,14; intervalo confianza-95% [IC95%]: 0,03-0,68; p = 0,025). Igualmente, la incidencia de infección bacteriana grave fue significativamente menor en el grupo suplementado con IgIV que en el grupo que no recibió dicho tratamiento (60,0% vs 100,0%; OR 0,08; IC95%: 0,007-0,89; p = 0,019). Se objetivó una menor incidencia de pielonefritis del injerto en el grupo-IgIV (0,0% vs 17,02%; p = 0,16) y de bacteriemia (5,88% vs 14,89%; p = 0,59) sin ser esta diferencia significativa. No se encontraron diferencias en la incidencia de infección por CMV (0,0% vs 18,18%; p = 0,682), otras infecciones virales (2,0% vs 0,0%; p = 0,729) o infección fúngica invasiva (5,9% vs 6,4%; p = 0,609). A pesar de una menor incidencia en el grupo tratado con IgIV tanto de rechazo (17,65% vs 25,53%; p = 0,74) como de pérdida del injerto (0,0% vs 12,77%; p = 0,288) al igual que de mortalidad global (0,0% vs 10,64%; p = 0,38) como de causa infecciosa (0,0% vs 6,38; p = 0,69), estas diferencias no fueron estadísticamente significativas.

Conclusiones: El tratamiento con IgIV en pacientes trasplantados renales con hipogammaglobulinemia precoz al primer mes postrasplante podría disminuir el riesgo de infecciones con necesidad de ingreso hospitalario tanto de forma global como de origen bacteriano, entre el 2º y el 12º mes postrasplante. Futuros estudios deberían valorar el empleo sistemático de este tipo de profilaxis primaria de infecciones bacterianas graves.

Idiomas
Revista Clínica Española

Suscríbase a la newsletter

es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?