Revista Clínica Española Revista Clínica Española
Rev Clin Esp 2011;211:216-7 - Vol. 211 Núm.4 DOI: 10.1016/j.rce.2010.09.008
Correspondencia
Enfermedad de Mondor. Una forma inusual de trombosis venosa superficial
Mondor's disease. An uncommon form of superficial venous thrombosis
J.J. Aguilar-García??, , Á.D. Domínguez-Pérez, M.A. Iribarren-Marín, A. Talegón-Meléndez
Servicio de Radiodiagnóstico, Hospitales Universitarios Virgen del Rocío, Sevilla, España
Sr. Director:

La enfermedad de Mondor (EM) es la trombosis de la vena dorsal superficial del pene. Es una enfermedad infrecuente y de evolución generalmente autolimitada, que se presenta en hombres entre 21-70 años, aunque con mayor frecuencia entre los 20-45 años, generalmente 24-48 horas después de una actividad sexual prolongada, y siendo su principal característica la presencia de un cordón palpable y doloroso en el dorso del pene. Otras etiologías implicadas son infecciones, neoplasias, y trastornos de la coagulación1. Presentamos el caso de un paciente con trombosis de la vena dorsal del pene.

Varón de 27 años de edad, que acudió a Urgencias en repetidas ocasiones por dolor en la cara dorsal del pene a la erección. El examen físico apreció un cordón indurado y doloroso a dicho nivel. Ante la sospecha de trombosis, se procedió a la realización de ecografía doppler peneana (figs. 1–3), que evidenció la ocupación total por material sólido y ausencia de flujo de todo el trayecto de la vena dorsal del pene, con aumento del calibre de la misma.

Figura 1.
(0.09MB).

Ecografía doppler peneana (modo B, corte longitudinal). Trombosis de la vena dorsal del pene (flechas). Modo B: corte longitudinal.

Figura 2.
(0.1MB).

Trombosis de la vena dorsal del pene (flechas). Doppler. Ausencia de flujo en la vena dorsal del pene.

Figura 3.
(0.1MB).

Ecografía modo B en corte axial. Trombosis de la vena dorsal (flecha negra), cuerpo cavernoso (puntas de flecha) y arteria cavernosa (flecha blanca).

Aunque inicialmente Mondor en 1939 describió la trombosis de venas superficiales de la pared torácica, fue Braun-Falco el que presentó la flebitis de las venas dorsales del pene. Es una entidad que está en íntima relación con traumatismos mecánicos intensos y repetidos sobre el pene. El cuadro clínico evoluciona en tres estadios: agudo, subagudo y de recanalización2. El primero aparece a las 24-48 horas, es el menos constante y se asocia a dolor intenso y ocasionalmente fiebre. Posteriormente, en el estadio subagudo, el dolor disminuye y pueden presentarse síntomas irritativos miccionales que duran de 4-8 semanas. Por último, se produce la recanalización de la vena y resolución del cuadro en 6-8 semanas.

El diagnóstico se establece por la anamnesis y la exploración física. En el estadio agudo encontraremos a la palpación un cordón duro y doloroso en el dorso del pene. La prueba de imagen de elección es la ecografía, observando en modo B un aumento de calibre de la vena dorsal del pene, falta de compresibilidad y lesión endoluminal hipoecogénica, existiendo en doppler una reducción o ausencia del flujo venoso y una alta resistencia en la arteria cavernosa3. El diagnóstico diferencial hay que realizarlo con la linfangitis esclerosante, donde la vena dorsal superficial está permeable en todo su trayecto y los cambios inflamatorios se visualizan a nivel linfático4. El estudio histopatológico en la EM visualiza un adelgazamiento de la pared vascular, con pérdida de diferenciación entre la capa íntima y el tejido conectivo, acompañado por una luz venosa ocupada por material trombótico y reacción inflamatoria local5.

La actitud terapéutica se basa en medidas conservadoras, consistentes en reposo, AINES y, ocasionalmente heparinizantes tópicos, con las que la recuperación se produce en el 92% de los casos. El uso de antibióticos está indicado si existen signos de celulitis, siendo de elección amoxicilina-clavulánico o cloxacilina. En los raros casos en los que la situación no mejora, o incluso empeora, puede plantearse la trombectomía6.

Bibliografía
1
B. Kumar,T. Narang,B.D. Radotra,S. Gupta
Mondor's disease of penis: a forgotten disease
Sex Transm Infect., 81 (2005), pp. 480-482 http://dx.doi.org/10.1136/sti.2004.014159
2
O. Rodríguez,L. Parra,S.C. Gómez,J.L. Martín,S. Escaf
Trombosis de la vena dorsal del pene (flebitis de Mondor). Aportación de un nuevo caso
Actas Urol Esp., 30 (2006), pp. 80-82
3
H.Y. Han,D.J. Chung,K.W. Kim,C.M. Hwang
Pulsed and color doppler sonographic findings of penile Mondor's disease
Korean J Radiol., 9 (2008), pp. 178-179
4
B. Ramos,M. Portillo,G. Correas,B. Gutiérrez,T. Aguilera,D. Ballestero
Enfermedad de Mondor versus linfangitis esclerosante de pene
Arch Esp Urol., 61 (2008), pp. 340-837
5
R. Molina,R. Cabello,J.I. Monzo,I. López,J. Tabares,E. Paños
Síndrome de Mondor: revisión de la literatura a propósito de un caso
Arch Esp Urol., 62 (2009), pp. 317-319
6
M. Al-Mwalad,H. Loertzer,A. Wicht,P. Fornara
Subcutaneous penile vein thrombosis (Penile Mondor's Disease): pathogenesis, diagnosis, and therapy

( ! ) Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /var/www/html/includes_ws/librerias/html/item.php on line 1196
Call Stack
#TimeMemoryFunctionLocation
10.0003247192{main}( ).../index.php:0
20.32053492984include( '/var/www/html/includes_ws/plantilla/template.php' ).../index.php:62
30.32463527592include( '/var/www/html/includes_ws/contenidos/item.php' ).../template.php:20
40.35543544864getAutorCorrespondenciaHTML( ).../item.php:160
Copyright © 2010. Elsevier España, S.L.
Rev Clin Esp 2011;211:216-7 - Vol. 211 Núm.4 DOI: 10.1016/j.rce.2010.09.008